Los territorios domésticos, los territorios indígenas, campesinos y comunitarios y los territorios del trabajo precario, popular, migrante y callejero han quedado normalmente fuera de lo que se entiende por “trabajo”, y por lo tanto de lo sindical, subordinados e invisibilizados por el trabajo asalariado masculino blanco. Queremos insistir en la interpelación feminista “¿cuál es tu huelga?”, que ha permitido romper las fronteras entre producción y reproducción, y pensar nuevas relaciones entre sindicalismo y comunidad.

En estos años, el movimiento feminista transnacional ha tomado como bandera la lucha contra la deuda. Hemos dicho aquí y allá ¡Vivas, libres y desendeudadas nos queremos! ¡Nosotras contra la deuda! ¡Nos deben una vida! ¡No debemos, no pagamos!. Nos proponemos hacer un mapeo y relevamiento de las luchas contra el extractivismo financiero en distintos territorios y encontrar sus puntos de conexión, desde los procesos de urbanización en las periferias de Buenos Aires, hasta la lucha contra los desahucios en Madrid, pasando por los procesos de despojo de servicios públicos y de endeudamiento público y privado.

El movimiento feminista ha politizado en los últimos años de manera masiva y radical la crisis de la reproducción social como crisis a la vez civilizatoria y de la estructura patriarcal de la sociedad. Contra estas fuerzas de desestabilización, el impulso fascista se puso en marcha proponiendo economías de la obediencia para canalizar la crisis. En este marco,  el feminismo como fuerza capaz de incidir en el punto de sutura entre neoliberalismo y fascismo, también está en disputa.  Nos proponemos mapear a nivel trasnacional las formas de esta contraofensiva para producir conceptualizaciones y diagnósticos sobre la alianza entre neoliberalismo y fuerzas conservadoras.
“Ni una menos” fue el primer grito que sacudió el planeta activando un nuevo impulso feminista a escala global. La politización de la guerra patriarcal contra las mujeres y personas generodisidentes ha ido de la mano de la visibilización de la interseccionalidad de esa violencia con otras violencias de raíz económica y colonial. Tras los primeros ensayos de escrache como modo autoconvocado de señalamiento y visibilización, se ha abierto el debate sobre las formas de justicia feminista más allá del punitivismo, impulsado por grupos feministas implicados en la lucha contra la industria carcelaria, así como por el feminismo comunitario.
Desde las luchas feministas y populares, el trabajo de cuidados y de sostenimiento cotidiano de la vida se ha puesto continuamente en el centro como dinámica de supervivencia en las crisis, pero también como práctica del vínculo y las alianzas, como fuente de resistencia contra las dinámicas extractivistas y como lógica antagónica a la acumulación de beneficio. En el momento en que se reconoce que la explotación (y la lucha contra ella) no se realiza únicamente sobre el trabajo asalariado sino también, y ante todo, sobre la reproducción social (la propia sociedad) al igual que sobre los ecosistemas naturales y humanos, el campo de batalla se ensancha e incluye ámbitos antes invisibilizados.
Históricamente las mujeres nos movemos con nuestras tribus buscando los ríos donde haya agua y se pueda sembrar. Lo nuevo no son pues nuestros éxodos por una vida que se pueda vivir y celebrar, lo novedoso son las políticas heteropatriarcales y racistas que producen nuestras vidas como ilegalizadas y vulnerables, que condenan nuestros cuerpos y nuestras historias a sufrir muchas formas de violencias: institucional y social, pública y en espacios privados y por parte de nuestros pares.
Los estados y sus leyes, sus fronteras internas y las que estiran hasta los territorios desde los que nos fugamos, ilegalizan nuestras presencias en sus territorios para impedir que nos organicemos, que nos reconozcamos con otras. Apostamos por eso por interpelar a todos los feminismos que quieran dejarse atravesar por nuestras vidas y tejer complicidad con nosotras. Queremos construir con muchos feminismos radicales formas concretas de agrietar las narrativas que nos representan y quieren gobernar como víctimas. Somos fugitivas y con nuestro movimiento desafiamos los ismos contra los que tú también peleas, encontremos intersticios donde nuestras luchas se crucen.
Cargando...
2022-11-08T14:07:55+01:00

Sindicalismo feminista. Notas y conversaciones para la investigación

¿Cómo se reinventa el sindicalismo al calor de la huelga feminista internacional? ¿Cómo se reconfigura el sindicalismo en su cruce con los feminismos? ¿En qué sentido el sindicalismo feminista es una herramienta contra la precariedad neoliberal? ¿Cómo se incorporan cuestiones a esa agenda que refieren a demandas feministas, tales como el aborto? ¿Cómo se produce solidaridad y alianzas entre trabajadoras sindicalizadas y no sindicalizadas? [...]

2022-10-18T14:49:54+02:00

Código doméstico in the flesh. Relato de trabajadoras en apps de limpieza

De la mano de Kruskaya Hidalgo, nos llega este texto que hilvana las historias de vida de Jessi, Giselle, Paola y Roxy, cuatro trabajadoras en apps de limpieza. El objetivo: entender cómo se están introduciendo las plataformas digitales en un ámbito tradicionalmente feminizado como es la limpieza, cómo esta introducción está impactando en las relaciones capital-trabajo y en la vida concreta de las trabajadoras y qué [...]

2022-04-30T16:27:17+02:00

Hacia una intersindical feminista. Carta a nuestras amigas, aliadas, interlocutoras

Esta no es una carta que reclame derechos a los ricos y poderosos. No es una carta de abajo arriba. Es una carta de abajo a abajo, que busca hacer más densa nuestra red de alianzas. Somos mujeres, personas trans y disidencias, todas precarizadas, empobrecidas y hartas de ser víctimas del sistema cisheteropatriarcal capitalista y colonial. Estamos en los hogares, cuidando de abuelxs y niñxs; en [...]

2022-03-31T12:43:32+02:00

¡Abramos las cancelas! Relato visual de la Brigada Feminista de Observación a los campos de Huelva

Este relato audiovisual refleja la visita de la Brigada de observación feminista — grupo de mujeres de distinta trayectoria (juristas, periodistas, activistas etc.)— a los campos de la comarca fresera de Huelva para conocer las condiciones de trabajo y de vida de las mujeres que trabajan en la recolección del fruto. La Asociación Jornaleras de Huelva en Lucha, formada por trabajadoras autóctonas y mujeres migrantes, acompaña [...]

2022-03-21T20:41:42+01:00

Viaje sonoro en cuatro capítulos a los campos de Huelva

Isabel Cadenas Cañón fue una de las integrantes de la Brigada Feminista a los campos de Huelva. Al hilo de la experiencia, produjo una cápsula sonora en cuatro capítulos que nos acerca a la experiencia desde su entramado más sensible. La lista de reproducción comienza con un audio en el que Ana Pinto y Najat Bassit Chahbouni hablan de su relación con el trabajo y de la lucha como jornaleras; continúa con un audio de camino al terreno de trabajo y centrado en las experiencias de las jornaleras marroquíes; sigue con un glosario jornalero y onubense; y finaliza con una reflexión en torno al papel del arte en las luchas sociales.

2022-03-16T23:16:40+01:00

“Organizarse es empezar a vencer”. Algunas notas desde las II Jornadas de Feminismo Sindicalista

Laboratoria Sur de Europa Tatiana Romero en la asamblea "Hacia una intersindical feminista". Foto: Lotta Tenhuenen   La Laboratoria, desde su nodo Madrid, lleva ya dos años incitando pensamiento y encuentros desde un feminismo sindicalista que, bajo diferentes nombres, va abriéndose paso en nuestro territorio y más allá. Entendemos que “trabajadoras somos todas” porque dedicamos todo nuestro tiempo y nuestras fuerzas a sostener nuestras [...]